Actualidad
Por Jaime Rozas , 3 de mayo de 2021

Salud de peces: proponen condiciones para estudiar efectividad de tratamientos antimicrobianos contra tenacibaculosis

Pez con lesiones en la piel debido a tenacibaculosis. Foto: Rubén Avendaño.
Compartir

Un reciente estudio del Centro INCAR sugiere un nuevo índice de condiciones para estudiar la susceptibilidad a florfenicol y oxitetraciclina en aislados de Tenacibaculum dicentrarchi, bacteria responsable de la tenacibaculosis, enfermedad “emergente” en la industria salmonera noruega y chilena en los últimos años.

La investigación —denominada Determinación de la susceptibilidad a florfenicol y oxitetraciclina de aislados chilenos de Tenacibaculum dicentrarchi: un patógeno emergente para salmónidos cultivados y publicada en la revista Journal of Fish Deseases— propone al Clinical Laboratory Standard Institute (CLSI), ente regulador a nivel mundial sobre pruebas de susceptibilidad, que recomiende para la realización de estos ensayos la temperatura de incubación de 18°C, específicamente para T. dicentrarchi.

Para llegar a esa conclusión, los autores —Rute Irgang, Dr. Marcos Mancilla, y el investigador principal Dr. Rubén Avendaño‐Herrera— analizaron la susceptibilidad de 54 aislados chilenos de Tenacibaculum dicentrarchi e incluyó la cepa tipo CECT 7612T a florfenicol (FFC) y oxitetraciclina (OTC). Además, se evaluaron las condiciones idóneas para realizar los estudios in vitro de susceptibilidad para este patógeno emergente.

“Los estudios que determinan la Concentración Mínima Inhibitoria (CMI) de los antimicrobianos comúnmente utilizados para Tenacibaculum spp. hasta ahora, no ha existido. Además, los laboratorios de diagnóstico han utilizado históricamente diferentes condiciones y métodos de prueba, produciendo resultados que no sirven para las comparaciones de datos entre laboratorios”, explican los autores en el documento.

La tenacibaculosis es una enfermedad bacteriana que en menos de dos años se ha transformado en la segunda causa de muerte de salmones cultivados en Chile. En 2019 fue responsable del 12,9 % y 9,8 % de las mortalidades por enfermedad infecciosa en trucha arcoíris y salmón del Atlántico, respectivamente. Asimismo, también estuvo presente en el 52,5 % de todos los ciclos de cultivos en Chile entre julio de 2018 y agosto de 2020.

A la fecha, según el estudio, no hay vacunas para la enfermedad, por lo que médicos veterinarios prescriben florfenicol y oxitetraciclina para controlar brotes, cantidad que en 2019 llegó a 9,3 toneladas, aproximadamente el 3 % del total de antibióticos suministrados por la industria durante todo el año.

Por tanto, se requiere conocer si los tratamientos antimicrobianos podrían ser eficaces contra aislados chilenos.

El estudio (en inglés) está disponible en el siguiente enlace:

Florfenicol and oxytetracycline susceptibility patterns in Chilean isolates of Tenacibaculum dicentrarchi: An emerging pathogen for farmed salmonids

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Acuícola, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.

COMENTA AQUÍ

Grupo DiarioSur, una plafaforma de Global Channel SPA, Av. España, Pasaje Sevilla, Lote Nº 13 - Valdivia

Powered by Global Channel